NUESTROS BLOGGS

NUESTROS BLOGGS
NUESTROS BLOGGS

jueves, 5 de abril de 2012

TORRIJAS

Los golosos se frotan las manos a medida que se acercan estas fechas: por fin podrán volver a disfrutar del postre de Semana Santa por excelencia: las torrijas. Delicioso y muy sencillo, te recordamos cómo prepararlo.
Antes de explicarte la sencilla receta, un poco de historia. Al parecer, en España se llevan preparando desde finales del siglo XV, y a principios del siglo XX eran una 'tapa' habitual en las tabernas madrileñas, acompañadas de un chato de vino. Además de en nuestro país, también se consumen en Argentina, Uruguay y México. Los franceses tienen su propia versión, el 'pain perdu', que en los países de habla inglesa se conoce como 'french toast'.

Una barra de pan del día anterior (aunque ahora también podemos comprar pan específico para torrijas), un litro de leche, seis u ocho cucharadas de azúcar, un vasito de miel, una corteza de limón, tres palitos de canela en rama, tres huevos, agua, aceite de oliva para freír y canela molida.

Tomamos la barra del día anterior y la cortamos en rodajas bien gruesas, de unos tres centímetros.

En un cazo, cocemos leche con canela y la corteza de limón. La retiramos del fuego y le añadimos el azúcar. Es conveniente que sepa dulce, porque cuando lo mezclemos con el pan ese dulzor se reducirá.

En un recipiente vertemos la leche y vamos mojando bien cada rebanada de pan. Es conveniente que se empapen bien para que luego no queden secas. Las dejamos enfriar.

Rompemos los huevos en un plato y vamos rebozando cada rodaja con mucho cuidado. En este paso hemos de ser cuidadosos para que no se nos rompan las rebanadas.

Preparamos una sartén y calentamos abundante aceite de oliva. Las vamos friendo hasta que queden bien doraditas.

Cubrimos una bandeja o plato grande con varios trozos de papel. Colocamos encima todas las rebanadas y dejamos que escurran el aceite.

Cocemos miel y agua (en iguales cantidades, es decir, un vasito de la primera y otro tanto de la segunda).

Mientras aún está caliente el almíbar que hemos preparado, lo vertemos sobre las torrijas ya fritas y bien escurridas.

Espolvoreamos canela por encima, aunque también puede ser chocolate o azúcar glas.


No hay comentarios: